La madre de los Beatles

Hola amigos, soy la madre de los Beatles. No vengo a hablarles de los éxitos de mis hijos…

Así empieza un falso anuncio incluido en una secuencia de la peli de Ivan Zulueta “Un, dos, tres el escondite inglés” en el que se veía una señora de bien, con moño y delantal, anunciando sopas. Nos hizo mucha gracia y lo cogimos prestado para bautizar nuestro estudio creativo.

Al fin y al cabo, la primera comunicación que tenemos con el mundo es a través de nuestra madre. Mucho antes de nacer, ya escuchamos sonidos, reconocemos voces; adivinamos el mundo que nos espera a gracias a ella.

Una vez fuera del vientre materno, continua esa relación tan especial. Cuando una madre te mira no hace falta que diga una sóla palabra: tú ya sabes que estas castigado.

Las madres tienen un lenguaje único que ni se estudia ni se aprende pero es univeral: “mientras vivas bajo este techo”, “verás cuando se entere tu padre” o “se acabó: ni bicicleta ni bicicleto”.

Una madre es, por definición, imaginativa, práctica cariñosa, valiente, sensible, resolutiva…Trae de serie todas las cualidades con la que nos identificamos en nuestro estudio.

La madre de los Beatles lo mismo te cocina una web, que te plancha un logotipo; igual te planifica una campaña de medios o te organiza un sarao. Ella es polivalente (y polivaliente).

Pocas veces un hijo puede asistir al nacimiento de una madre pero tú, que te paseas por este blog, podrás ver nuestros primeros pasos como estudio: la decoración de nuestra casa, nuestros primeros trabajos, nuestros silencios, nuestras ilusiones, nuestros miedos…

Seas quien seas, bienvenido al blog de la madre de los Beatles.

Anuncios
Comments
One Response to “La madre de los Beatles”
  1. Inés Smith dice:

    Hola: soy Inés compañera de Lina, escribo una cosa que me hizo mucha gracia solo para desearos suerte.
    La moraleja la pongo primero: las madres son capaces de encontrar cosa que están delante de nuestras narices y no somos capaces de ver.
    Espero que a la madre de los Beatles le ocurra lo mismo y sepa encontrar el camino más fácil, que suele estar delante de nuestras narices, para todos sus clientes.
    Era un monologo de Piedraita y era mas o menos así.
    Un muchacho que busca su pijama…..cansado de buscar pregunta a su madre ¿mamá y mi pijama?
    La madre contesta: en su sitio…
    Muchacho: (con un tonillo de reproche) ya mire en su cajón, y no está
    La madre: lo planche ayer y está en el cajón.
    El muchacho vuelve a su cuarto con las orejas gachas y mira otra vez en el cajón, lo revuelve entero y ….¡no está!
    Muchacho: (con un tonillo de superioridad) ¿mamá y mi pijama?
    La madre: ¡niño, que está en el cajón!
    Muchacho: (con un tonillo de superioridad) ya lo he buscado dos veces.
    La madre: .¡no…… si tendré que ir yo! (frase típica de madre)
    El muchacho corre a su cuarto, corriendo porque sabe que el pijama en cuanto vea aparecer a su madre por el cuarto se “acojonará” y saldrá de su escondite
    Efectivamente en cuanto llega la madre el pijama aparece, sencillamente, en el cajón.

    Saludos: Inés Smith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: